Los Espanta Tiburones...


Se diría fácilmente que las salidas con tres bebés son toda una aventura... al cabo de un par de meses uno se habitúa y en realidad se convierten en una aventura para todos los que pasan un rato alrededor de nosotros...

Estar sólo dos horas en un lugar, típicamente implica una compota o tetero para cada uno, 2 o 3 cambios de pañales, un par de llantos que calmar, sacadas de gases, juegos y risas, una dormida y despertada de alguno, armar y desarmar coches, nosotros tratando de tomar o comer algo con un bebé cargado, varios pases de bebé de unos brazos a otros... es una cosa tras otra sin parar... un trabajón en opinión de cualquiera que nos vea. No sólo nosotros, quienes nos ven terminan cansados y a veces asustados.

Recientemente en un cumpleaños había un grupo de chicas jóvenes, nos vieron durante dos o tres horas en las que no tuvimos ni 5 minutos de pausa, supongo que esa tarde debe haber sido para ellas el mejor anticonceptivo de sus vidas, la que se estuviera arriesgando un poco seguro tomó medidas al día siguiente!.

En un restaurant el normal caos suele ser más incómodo para alguna mesa vecina que para nosotros.
Llegar a un lugar a preparar 3 teteros y alimentar a 3 bebés al mismo tiempo como un equipo SWAT deja a la gente boquiabierta, cuando apenas pueden procesar el enterarse que son 3, verlos en plena acción es ya demasiado...

Vamos por ahí dejando a la gente en shock y con la boca abierta al que menos...
Somos como la película reciente "Los Espanta Tiburones"!!!

1 comentario:

Entrillizada dijo...

Jajaja Hombre del SWAT, mira que estamos sincronizadas las familias múltiples!!! A mí se me parece también al equipo de los F1 cuando entran en boxes y en segundos cambian los neumáticos...
Te he dejado un premio en mi blog. Saludos.

Publicar un comentario