Alergia a la proteina de leche de vaca

Desde que recordamos Piojo2 vivía con una congestión y flema recurrente. Desde el primer mes sufrió de reflujo, nada grave según el pediatra dado que engordaba un kilo por mes y que si ganaba peso no había de que preocuparse. Tomaba una medicina para el reflujo que no parecía hacerle mucho efecto, parecía que tenía gripe todo el tiempo. MamaDe3 dormía con él en el pecho con el temor que se ahogara por la flema y para tratar de mantenerlo en posición vertical que es una de las recomendaciones para el reflujo.

Lo llevamos a un otorrino a ver si tenía algún problema de rinitis dado que parecía que todo el tiempo tenía moquito en la nariz. Funcionalmente estaba perfecto le diagnosticaron alergia (Niño tópico lo llamo el otorrino) y le recetaron antialérgicos. Lo ayudaron un poco pero no solucionaba el problema de la flema sobre todo en las madrugadas. Darle antialérgico continuamente a un bebé prematuro de uno o dos meses no nos gustaba nada...

Más allá de las noches en vela congestionado, Piojo2 aumentaba mucho de peso, era totalmente risueño y no dejaba de comer, para nada parecía un niño enfermo.

Una madrugada se ahogo con la flema y se puso cianótico (morado) Susto!!!. Y a llamar de nuevo al pediatra. Afortunadamente estaba de viaje y el suplente nos refirió a un gastro-pediatra. Bingo!!! a Piojo2 le diagnosticaron  alergia a la proteína de leche de vaca (IPLV) a pesar que tomaba una fórmula especial hidrolizada lo poco que tomaba de leche materna le generaba la flema dado que es hipersensible. Y pensar que estábamos convencidos que no importaba lo que MamaDe3 comiera eso no afectaba a los bebés, así nos convencieron la gente de lactancia.

MamaDe3 dejó de darle pecho y a la semana se le quitó por completo, adiós flema y por fin respiró bien y empezó dormir sin necesidad de respirar por la boca.
Ahora a eliminar a la vaca en todas sus formas hasta que esté más grande, el único problema es que no conseguimos cereales que no contengan trazas de leche… 

Uno de los aprendizajes es que cuando uno ve a su hijo con un problema no hay que rendirse, en este caso él pasaba el día muy bien y los médicos lo veían así, en las noches era el problema. No importa qué diga el médico hay que buscar otras opiniones, lo que no parece normal seguro no lo es.

Les dejo un link con alguna información sobre el tema http://www.iplv.es

4 comentarios:

Francesca dijo...

El problema no es la lactancia y la solución no tenía por qué ser el destete. El niño podría haber seguido tomando el pecho si la madre hubiera eliminado todos los lácteos de su dieta. Privar a un niño -y más aún prematuro y con tendencia atópica- de la leche materna, que dicho sea de paso, DISMINUYE el riesgo de padecer alergias a futuro, y favorecer (además de promoverlo a través de tu blog) la alimentación con fórmulas lácteas no me parece lo mejor.

Te recomiendo que consultes con la Dra. Antonieta de Leche y Miel, o con la gente de Aquamater para tener mejores conocimientos sobre lactancia materna.

Saludos,

Francesca

Entrillizada dijo...

Hola papáde3!! Entiendo perfectamente tu decisión y la de mamade3. Nosotros tb tuvimos problemas con G1, vomitaba muchas veces más de la mitad del bibe que tomaba, pensar en lo que le costaba comer y lo fácilmente que lo echaba... el miedo a que no cogiera peso y un nuevo ingreso... Era muy doloroso!!! Con que si encima hubiera tomado el pecho, con lo que supone en niños prematuros y múltiples (mucho esfuerzo por aprender a comer por su parte y mucho sacrificio por parte de la madre, al menos según nuestra experiencia), entiendo que podría aún doler más. Me alegro de que el pequeño esté mejor, suerte con los cereales, ya nos contarás si encuentras algo y felicidades por vuestra perseverancia, cuando no hay manual de instrucciones para criar hijos suele venir bien!!! Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Hola !!! Mi hija también tuvo Alergia a la proteína de la leche, tuvo los mismos síntomas (de congestión y flujo nasal todo el día) y afortunadamente la fórmula "elemental" (marca Neocate) nos permitió verla crecer sana y muy contenta. Acaba de cumplir 1 año y ya tolera perfectamente los lácteos, el esfuerzo y la paciencia para alimentarla valió la pena, su gastroenteóloga-pediatra nos ayudó muchísimo a entender lo que le pasaba a nuestra hija. Las papillas caseras también fueron buena opción ya que las marcas comerciales tienen alérgenos entre sus ingredientes. Cualquier cosa en que podamos apoyarlos, estoy a sus órdenes. Un abrazos a todos!!!
Lorena

lactawoman dijo...

A mi niña le diagnosticaron una intolerancia a la proteína de la leche de vaca a los 3 meses mas o menos, yo le daba pecho y lo único que tuve que hacer es eliminar la leche y todos los alimentos que contenían proteína de leche de vaca de mi dieta, mi niña no era prematura y sólo era una, imagino que al ser tres seguir con lactancia materna era demasiado duro para la mamá, ahora mi niña tiene 15 meses y come de todo y sigue tomando pecho y de la intolerancia nos hemos olvidado, por cierto, durante todo este tiempo ha tomado cereales de la marca SANUTRI, que garantizan la ausencia total de estas proteínas, enhorabuena por tus 3 y suerte!!!

Publicar un comentario